El supercombo de Lex: Jada Stevens y Lisa Ann

Resulta maravilloso cuando una sola escena nos hace recordar que dos grandes estrellas del porno nunca se habían enfrentado hasta ahora, y es el caso de este trío impagable que le debemos a la agenda de Lexington Steele. El truhán negro tuvo la brillante idea de montar una cinta en la que él y su vieja amiga Lisa Ann se hacían un poco de todo y luego compartían platos tan deliciosos como Jayden Jaymes, en una escena que ya publicamos, o Jada Stevens, a quien la reina MILF no había saboreado… hasta ahora.

El porno luminoso de la checa Silvie Delux

Hay todo un colectivo de pornstars de ambos lados del Atlántico que parecen haber encontrado en el glamcore su propio nicho de trabajo. Gente como Tiffany Thompson o la joven de hoy, Silvie Delux, que hayan pasado o no por el porno convencional, ahora se hace difícil verlas otra cosa que no sea sexo luminoso, pausado y relajante. Esta checa, además, hacía tiempo que no asomaba por la portada y siempre es un placer verla amorrada al pilón o cabalgando como en esta escena para la cada vez más relevante Nubile Films.

Cameron Canada contra el príncipe sin polla

El pobre Prince Yahshua debe de estar bien jodido estos días. Ya no es solo que su horripilante fractura de pene le haya apartado de llevar a cabo la profesión que le paga el arroz, es que seguramente tampoco puede satisfacer su probablemente hiperdesarrollado apetito sexual con su novia, Aryana Starr, y eso es una buena putada. Por eso hoy queremos recordarle en mejores momentos de su vida, como cuando le pegó a Cameron Canada un señor polvazo para la cuarta escena de la película Whore’s Ink. ¡Cúrate muy pronto, Prince!

La nueva Siri sigue con hambre

Pocos son los cambios, realmente, como para darle la coletilla de 2.0 a Siri, pero desde luego su aspecto no es el mismo que mostraba hasta ahora. Su melenita rubia ha dejado paso a un artificial rojo carmesí, esto es lo evidente; pero si nos fijamos más a fondo da la sensación de que también ha perdido un poco de peso. En cualquier caso, creo que sus detractores seguirán en sus trece y quienes la adoramos disfrutaremos de este cambio de look como lo que es: una mera variación de una pornstar rellenita y deliciosa.

Belladonna y Bobbi Starr en un lésbico de leyenda

A pesar de unirles una amistad y de haber trabajado juntas detrás de las cámaras (con un ambiente de trabajo cachondísimo, por lo visto), Belladonna y Bobbi Starr solo han llegado a cruzarse una sola vez haciendo porno. El tórrido encontronazo de las dos superzorras se produjo en compañía de Dana Dearmond hace ya más de un lustro, en la primera escena de la película Girl Train que dirigía en 2008 la inolvidable diosa del diastema. Hoy vamos a hacer un poco de arquelogía porno para recuperar aquel trío lésbico digno de ser recordado.

Milking Table, otra idea de bombero en el porno

El alzamiento de X-Art y su estilo como alternativa seria al porno de toda la vida demostró que no era descabellado ni mucho menos imposible innovar en el mercado del sexo filmado. Así que, abiertas las compuertas de la creatividad, ahora nos llegan propuestas bastante diversas como la de Milking Table, un website lanzado el mes pasado que lo que hace es básicamente coger el concepto de glory hole y darle la vuelta… literalmente. Eso es: un glory hole en vertical donde la moza (en esta ocasión Dillion Harper) más que mamar… ordeña.

Samia Duarte, la pornstar tapada de España

Samia Duarte de momento no puede presumir de fama internacional, o al menos nos en la cuna del porno que es Norteamérica, pero en Europa ya empieza a ser de las importantes. A base de trabajo y de torear en las peores plazas, un poco en la línea centroeuropea de Leyla Black, esta barcelonesa de adopción vive paseando su bonito culo entre la ciudad condal y Budapest, donde las grandes leyendas del porno europeo empiezan a forjar su éxito. Y con escenas como esta para Perry’s DPs #6, a Samia poco le debe de faltar.

Recopilación: 31 corridas sobre Remy LaCroix

Hacía mucho que no echábamos mano de estas gloriosas recopilaciones monográficas sobre cómo una actriz recibe los lechazos en la cara, la boca y algún otro lugar, y la verdad es que me apetecía que la siguiente fuese una de las musas orgasmátricas indiscutibles de los últimos tiempos: la adorable Remy LaCroix. Quizá no os habíais fijado en sus buenas maneras a la hora del disparo, pero lo cierto es que Remy disfruta como la que más de ese momento complicado. Sonríe, gime, paladea, traga y todo eso con unos ojazos y unas pequitas…

Brooklyn Chase en una muerte por chocolate

Brooklyn Chase ya dio hace poco uno de esos pasos que simbolizan algo así como la firma, el compromiso serio de una pornstar con la profesión de la que vive o, como mínimo, la ambición de mejorar en su trabajo: su primera escena anal. Desde luego, para ser una guarra de primera ese es solo el primer paso, pero en su última escena puede haber dado uno más: dejarse follar la cara por media docena de negros polludos. No hay anal ni DP, pero tampoco es algo con lo que se atrevan todas.

Ya está aquí el regreso de Gauge al porno

Lo dejaba caer en su Twitter y se ha terminado confirmando: Gauge, la eterna lolita de mirada fría y cuerpo para el pecado, ha vuelto al porno. Sus intentos de conseguir un empleo normal han sido infructuosos por culpa de su pasado y una sociedad prejuiciosa hasta la arcada, pero esta industria se caracteriza por una hospitalidad inusitada y su comeback ha sido bien recibido por pornófilos y pornógrafos. El primer trabajo con el que nos deleita es un POV donde queda claro que Gauge no lleva del todo bien sus 33 años.

Otra oportunidad para Selena Rios

Me sorprendió lo poco que os gustó Selena Rios y quizá fue culpa mía por verla con demasiados buenos ojos. Hay a quienes nos gustan las mujeres pequeñas, pero quizá el caso de esta yanqui de sangre puertorriqueña sea un caso algo extremo: 1,47 y bien cargada de carne, con un trasero de Champions League pero el pecho discreto, sin cuello y guapa pero sin aspavientos. No va a ser una estrella, eso está claro, pero no quisiera dejarla de lado sin una oportunidad de hacerse valer en su último trabajo para Reality Kings.

Julie Cash: el regreso del turboculo

Hacía bastante tiempo que no teníamos una cita con una auténtica mole del porno como Julie Cash, una de esta starlets que están en la corriente generalista de la industria que también coquetean con el nicho BBW y uno nunca tiene claro si clasificarla como voluptuosa o directamente gordita. El caso es que da igual porque tamaño perímetro culero no es algo con tal movilidad no es algo que se vea todos los días, y a juzgar por los aspavientos de Erik Everhard, algo parece indicar que dentro de ella se está muy, muy cómodo.