Solo en Orgasmatrix encontrarás los mejores culos de internet: fotos y vídeos de culos matemáticamente perfectos, así como otros exageradamente grandes

Todos contra Phoenix Marie

Si mis fuentes no me fallan, la última vez que Phoenix Marie fue objeto de un gangbang fue hace casi dos años, para la difunta Pornstars Punishment que las presiones políticas obligaron a Brazzers a clausurar. Es extraño, tratándose de una ninfómana confesa y tan dada a hacer salvajadas por todos sus agujeros, pero es posible que se deba a su carácter más dominante que sumiso. Hace unas semanas cedió en este aspecto y volvió a enfrentarse a tres pollas y una loba como Princess Donna frente a las cámaras de Kink.

El porno proustiano de Dana Vespoli

Al ver la primera escena de su cinta The Borders of Desire para Evil Angel no pude contener un súbito respingo en mi asiento cuando vi que arrancaba con una frase de Marcel Proust: «El único verdadero viaje de descubrimiento consiste no en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos». No me extraña que Dana Vespoli fuese nominada a mejor directora en los AVN 2014. En lo pornográfico, la escena es un hermoso banquete de sexo anal y lésbico con la propia Dana, Ramón Nomar, Natasha Voya y Dana Dearmond.

Ava Addams, cómplice de la revolución MILF

La semana pasada extraíamos una escena de la película MILF Revolution #2 dirigida y protagonizada por Lisa Ann, y aunque en aquel segmento nos quejábamos de que a Romi Rain le colgaran el sambenito de MILF con veinte y tantos años, en el caso de hoy parece más justificable. En esta segunda escena de la cinta la invitada ese Ava Addams, una mujer a la que aquí amamos, y que al menos pasa de la treintena y tiene un hijo. Eso sí, con un cuerpo de MILF que es la envidia de las jovencitas.

Krissy Lynn vuelve al gangbang extremo

Por mucho que esté entre las pornstars del montón que uno puede ver cualquier semana en Brazzars, Naughty America o Bangbros, a Krissy Lynn le va la marcha hasta límites insospechados, y no son pocas las veces que acude a la armería de San Francisco, sede de Kink, para que le den caña de la buena. Y pocas cosas hay más cañeras que un gangbang, algo que la felactriz de Salt Lake City no practicaba desde hace un año, así que el pasado mes de enero le dieron una ración difícil de olvidar.

Valentina Nappi se reencuentra con Ferrara

Tras deleitarnos durante sus primeros meses en el porno y sin salir de Europa, finalmente la diosa italiana Valentina Nappi optó por cruzar el charco y medirse a las potencias mundiales de la industria. La verdad es que en Norteamérica no ha desentonado nada, y recuerdo que uno de sus momentos álgidos fue su esperado primer choque con el francés Manuel Ferrara. Han pasado solo seis meses, este es su tercer polvo filmado —la cuarta escena de Slutty and Sluttier #21, de Evil Angel— y ya parece que lleven toda la vida follando.

En los cuartos traseros de Jada y Sheena

El gran acierto de Brazzers, más allá de tener buenos pornógrafos con talento en el manejo de la cámara, dinero para contratar a las mejores o liquidez para convencer a las tímidas, es posiblemente una clarividencia envidiable para combinar talentos y generar química. Por ejemplo: Jada Stevens, el superculo definitivos, y Sheena Shaw, la ninfómana que parece tener el clítoris en el ojete, se han encontrado ya varias veces y como vuelven a demostrar aquí con Jordan Ash, funcionan de maravilla.

Primera escena (y primer anal) de Mandy Muse

No hay datos sobre ella ni sabemos de dónde demonios ha salido o cómo ha llegado a la nutrida agenda de contactos de Mike Adriano, pero vale la pena prestarle atención a esta señorita porque el mero hecho de que una joven americana con buen culo se preste a la práctica del anal desde el mismo momento en que entra en el negocio no es muy habitual. Se hace llamar Mandy Muse, es de San Diego, California, y este es su estreno para la película Anal Perverts #2. A ver cómo le va.

Kagney Linn Karter, follada vuelta y vuelta

De la imprescindible Ass Worship #15 producida por Jules Jordan ya hemos extraído varias escenas de primerísimo nivel (como esta con Maddy O’Reilly o esta otra de Jada Stevens), pero había una que todavía no habíamos conseguido y nos apetecía mucho compartir. Se trata del trío interracial en el que Kagney Linn Karter se deja tapar sendos orificios simultáneamente por Prince Yahshua y Rico Strong tras dos años sin practicar la doble penetración (desde aquella escena para Gangbanged #3). Sin duda, un indicio de que la texana ha vuelto con fuerza a lo más alto.

Rose Red, un nuevo culazo

Otro nuevo descubrimiento de los zagales de Team Skeet, que de hacer buen porno no andan sobrados en conocimientos pero en materia de culos saben un rato. La jovenzuela se hace llamar Rose Red, es de Miami, esta es una de sus primeras escenas en la industria y ojo porque por lo que dice en las redes sociales va en busca del estrellato sin concesiones. Desde luego, tiene un culo como para colgarlo en un museo, algo que mezclado con su belleza y su aparente timidez da más morbo aún. ¡Vuelve pronto, Rose Red!

A solas con Remy LaCroix

Manuel Ferrara es un actor con tanto prestigio que casi siempre le vemos trabajando por encargo, para productoras de todos los colores que pagan por follarse a esta o aquella. Luego llega el cheque y a casita a descansar (o a cumplir con Kayden Kross, que tampoco es mal plan). Pero el francés también tiene sus inquietudes creativas y ahora suele volcarlas en la saga RAW de Evil Angel, donde demuestra que le gusta follar sin cortes ni intromisiones, sobre todo si encima de su herramienta de trabajo tiene a la irresistible Remy LaCroix.

Jayden Jaymes, no nos dejes nunca

Incluso en sus momentos más bajos y sus escenas menos estimulantes, Jayden Jaymes es de esas actrices porno capaces de ejercer siempre la mayor profesionalidad y de mantener el perfecto control de la escena. Por eso, ahora que cada vez se prodiga menos en el porno (un par de escenas al mes, a lo sumo) empezamos a temernos que esté pensando en retirarse progresivamente o en acudir al mete-saca filmado solo cuando los números de la cuenta corriente no acompañen. Quizá solo es alarmismo injustificad pero, por si acaso, disfrutémosla mientas podamos.

La revolución MILF de Lisa Ann y Romi Rain

A Romi Rain le ha pasado lo mismo que a tantas otras pornstars americanas: le han colgado el sambenito de ser una MILF. Normalmente es injusto, pero en su caso parece especialmente flagrante: la pobre cumplió 26 años hace dos meses. Es más joven, por ejemplo, que Lexi Belle. Ella, eso sí, parece muy feliz y contenta mientras la llamen para saraos como el que organizó Lisa Ann el mes pasado. Su nueva incursión directorial se titula MILF Revolution #2 y ella aparece en todas las escenas. Como Alfred Hitchcock pero con más cock todavía.