El porno de las polacas hermanas Starr

Natasha Starr llegó desde Cracovia hace más de un año después de que su propio marido la animara a lanzarse al porno tras triunfar en varios encuentros de swingers. Las cosas la fueron bien en la industria y el verano siguiente ella misma a su hermana pequeña, Natalia Starr, para que siguiera sus pasos. Resultó que la más inexperta era también la más talentosa y la que estaba más buena de las dos, así que su éxito y su parentesco catapultó la popularidad de ambas. Ahora coinciden por fin en una misma escena.

Ryan Madison repite con Stevie Shae

El Spider-man del porno nunca descansa, siempre atento a lo que le dicte su sentido arácnido que normalmente le guía de forma infalible hasta el coño de las jovencitas más jugosas del circuito yanqui. Lo curioso es que, aunque no suele repetir muy a menudo —excepto con su mujer Kelly Madison, claro; quién podría cansarse de refugiarse entre ese par de tetas—, esta vez parece haber conectado muy bien con una señorita que a nosotros nos encanta aunque no sea ninguna estrellaza: Stevie Shae, la versión rubia platino de la primera Rebeca Linares.

El lado dominante de Riley Reid

Quien crea que Riley Reid es una eterna teen sin inquietudes, se equivoca. La menuda starlet es una de las profesionales más versátiles de la industria, y eso que todavía no ha entregado su culo. Hoy vamos a verla en su faceta como dominatrix. El femdom tiene muchas variantes, y la propia Riley ha usado strap-on dildos para encular a hombres varias veces, pero nosotros hemos seleccionado un material más digerible para todos con facesitting, denegación del orgasmo (o tease & denial) y polvos con mordaza que destilan un morbo tremebundo.

Rocco se come a la dulce Skin Diamond

Junto con aquel esperado encontronazo inicial entre Rocco Siffredi y Jada Stevens con el que empezamos esta andadura por la última producción del astro italiano rodada en territorio yanqui, quizá el polvo lleno de intimismo y complicidad que protagonizó Skin Diamond fue la mejor escena de la cinta. A la mulata alt no le hace falta demostrar nada después de cuatro años rayando a un altísimo nivel, pero no se puede evitar la sensación de que esta cabalgada anal con el legendario Rocco sea, de algún modo, su coronación definitiva como starlet internacional.

Madison Ivy, la secretaria perfecta

Echando un vistazo a vuestros comentarios en las votaciones a la mejor pornstar de 2013 me sorprendió una reivindicación por parte de varios lectores a favor de Madison Ivy, así que hoy vamos a dedicarnos a ver su última escena en la que Keiran Lee le saca brillo a ese cuerpazo pequeño pero matón. Y aprovecho para daros dos avisos: uno, que Madison Ivy ya ha grabado su primer anal, que debería publicarse a principios de 2014; y dos, que esta semana vais a ver más de lo habitual a Keiran. Ya lo entenderéis.

Lily Sincere, otra novata de curvas imposibles

Atención a esta recién llegada al porno porque casi parece una fiel representante en el siguiente eslabón de la cadena evolutiva en esta loca industria obcecada con los hiperculos de dibujos animados: bajita (mide poco más de metro y medio), caucásica, de pecho no especialmente grande y, eso sí que sí, un trasero del tamaño de Canadá pleno de movilidad. Se hace llamar Lily Sincere y desde luego la sinceridad es lo suyo, lo que se ve es lo que hay: un zorrón de marca mayor. Hoy os traemos sus tres primeras escenas.

Una ducha rápida dentro de Bonnie Rotten

Creo que es la tercera vez en que Bonnie Rotten aparece en una producción de Digital Playground, y en ninguna de las tres ha desplegado su especialidad anal siendo una de esas pornstars que parecen tener el clítoris en el orificio equivocado. No obstante en esta Erotico de la que ya desgranamos un polvazo apasionado entre Stoya y James Deen, la tatuadísima starlet demuestra que no necesita nada más que su presencia y su actitud para bordar una escena magnífica aunque dure diez minutos. No es casualidad que sea candidata a pornstar del año.

Alexis Texas prepara su “regreso” inminente

La echabais de menos, ¿verdad? Muchos que ya tenía un pie y medio fuera de la industria del porno, pero parece que las tornas han cambiado de forma repentina. Alexis Texas ha anunciado que rompe su contrato con la productora Adam & Eve dando por terminando un secuestro profesional con palabras muy esperanzadoras: He disfrutado con Adam & Eve pero tengo cosas muy grandes preparadas que mi contrato no me permitía hacer. Mis fans van a quedar sorprendidos (y muy satisfechos) con lo que va a suceder en los próximos meses en mi carrera.»

El porno pseudoamateur de Chloe Camilla

Aquí ya tuvimos una vez a Chloe Camilla, una dulce princesita del BDSM que dejó su impronta en Kink en 2010 y 2011, antes de retirarse. La destacamos por sus aspavientos al experimentar un orgasmo, pero antes de eso hubo otra versión de Chloe a la que es bueno recordar. El porno casero que grababa con su novio Liam y subía a la red terminó originando su carrera en el porno duro, y lo cierto es que en aquellas escenas se mantenía una frescura y una naturalidad que ninguna productora con dinero podrá imitar jamás.

Rocco les da lo suyo a Bailey y Chanel

Ya hemos pasado el ecuador de esta travesía de sudores, bofetadas y sollozos en la que Rocco Siffredi nos está dando una masterclass por fascículos de cómo llegar en plenitud sexual a los cincuenta. Hoy el manjar que se le presenta no tiene desperdicio: Chanel Preston, el cisne de Alaska que en los casi cuatro años de profesión se ha ido recauchutando en la misma proporción en que se volvía más cerda; y Bailey Blue, con dos años en el negocio y una recién desarrollada hambre anal que la ha catapultado en fama y caché.

Doble penetración a la rusa Candy Alexa

Candy Alexa lleva tres años trabajando en el mercado erótico europeo y casi nunca la hemos visto pasar por aquí. Estuvo presente en un concurso de mamadas en el que quedó eclipsada por las ganadoras, y si ha pasado por la portada ha sido siempre por sus escenas para Cumlouder en territorio español. Así que hoy vamos a hacerle justicia con un reciente trío para Reality Kings donde demostró que coger un poco de peso ha sido una de las mejores cosas que podían haberle pasado a su tremendo cuerpazo eslavo.

El primer anal de Ryan Smiles

La conocimos hace una semana y creo que la impresión fue demoledora, y es que el de Ryan Smiles es un culo de los que tienen su propia órbita, su centro de gravedad y hasta sus propios satélites. Es un culo cósmico, un pandero planetario, olímpico. Y aunque en sus primeros trabajos la muchacha parecía dispuestas a guardarse el as del sexo anal en la manga, ha tardado bien poco en acabar dando al siempre duro Erik Everhard acceso a su activo más preciado. Ojo sobre todo al momento cámara lenta.