El mayor catálogo de vídeos porno anal de internet. Dicen que somos tan especialistas en este género que deberíamos llamarnos Analmatrix, en lugar de Orgasmatrix. Pero en esta deliciosa sección no solo nos limitamos al sexo anal puro y duro, también incluimos subgéneros sodomitas como el beso negro, Ass to Mouth (del culo a la boca), fistfucking, creampie anal y la doble y triple penetración anal.

Todos contra Phoenix Marie

Si mis fuentes no me fallan, la última vez que Phoenix Marie fue objeto de un gangbang fue hace casi dos años, para la difunta Pornstars Punishment que las presiones políticas obligaron a Brazzers a clausurar. Es extraño, tratándose de una ninfómana confesa y tan dada a hacer salvajadas por todos sus agujeros, pero es posible que se deba a su carácter más dominante que sumiso. Hace unas semanas cedió en este aspecto y volvió a enfrentarse a tres pollas y una loba como Princess Donna frente a las cámaras de Kink.

El primer doble anal de Bonnie Rotten

Hace unos días salía a la venta la nueva entrega de la saga Squirtwoman, que cumple diez años desde que echara a andar protagonizada por Cytherea y alargada en el éxito por Jada Fire. Esta vez en la silla del director estaba Toni Ribas, así que estaba asegurado que la nueva Squirtwoman sería una pornstar de élite. La elegida ha sido nada menos que la pornstar del año en los AVN, Bonnie Rotten, que además reservó para esta cinta una de las pocas maniobras que todavía no había realizado: la doble penetración anal.

El porno proustiano de Dana Vespoli

Al ver la primera escena de su cinta The Borders of Desire para Evil Angel no pude contener un súbito respingo en mi asiento cuando vi que arrancaba con una frase de Marcel Proust: «El único verdadero viaje de descubrimiento consiste no en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos». No me extraña que Dana Vespoli fuese nominada a mejor directora en los AVN 2014. En lo pornográfico, la escena es un hermoso banquete de sexo anal y lésbico con la propia Dana, Ramón Nomar, Natasha Voya y Dana Dearmond.

Ganadores de los XRCO, los premios de la crítica

Cualquier premio más o menos institucionalizado al reconocimiento en cualquier profesión es susceptible de caer bajo influencias, presiones o tendencias, y las críticas cada año a los AVN, los Oscar del porno, son buena prueba de ello. Los premios que otorga la X-Rated Critics Organization nacieron solo un año después para compensar eso y son según los entendidos, los que más imparcialmente valoran la trayectoria y los méritos anuales del gremio porno. En esta trigésima edición se han llevado el gato al agua Remy LaCroix y Jacky St. James muy merecidamente.

La loba de Wall Street, segunda parte

Brazzers sigue con su particular parodia de la que para muchos fue la mejor película del año pasado, El lobo de Wall Street, aunque esta vez el segmento es menos reconocible: las celebraciones locas que organizaba DiCaprio en su oficina son sustituidas por un polvo en público en el que Mick Blue le borra el cerito a una Monique Alexander a la que le pega mucho ese traje de alta ejecutiva noventera. La loba, Dani Daniels, sigue demostrando una vez más que sorprendentemente no se le da nada mal esto de la interpretación.

Krissy Lynn vuelve al gangbang extremo

Por mucho que esté entre las pornstars del montón que uno puede ver cualquier semana en Brazzars, Naughty America o Bangbros, a Krissy Lynn le va la marcha hasta límites insospechados, y no son pocas las veces que acude a la armería de San Francisco, sede de Kink, para que le den caña de la buena. Y pocas cosas hay más cañeras que un gangbang, algo que la felactriz de Salt Lake City no practicaba desde hace un año, así que el pasado mes de enero le dieron una ración difícil de olvidar.

En los cuartos traseros de Jada y Sheena

El gran acierto de Brazzers, más allá de tener buenos pornógrafos con talento en el manejo de la cámara, dinero para contratar a las mejores o liquidez para convencer a las tímidas, es posiblemente una clarividencia envidiable para combinar talentos y generar química. Por ejemplo: Jada Stevens, el superculo definitivos, y Sheena Shaw, la ninfómana que parece tener el clítoris en el ojete, se han encontrado ya varias veces y como vuelven a demostrar aquí con Jordan Ash, funcionan de maravilla.

Primera escena (y primer anal) de Mandy Muse

No hay datos sobre ella ni sabemos de dónde demonios ha salido o cómo ha llegado a la nutrida agenda de contactos de Mike Adriano, pero vale la pena prestarle atención a esta señorita porque el mero hecho de que una joven americana con buen culo se preste a la práctica del anal desde el mismo momento en que entra en el negocio no es muy habitual. Se hace llamar Mandy Muse, es de San Diego, California, y este es su estreno para la película Anal Perverts #2. A ver cómo le va.

Kagney Linn Karter, follada vuelta y vuelta

De la imprescindible Ass Worship #15 producida por Jules Jordan ya hemos extraído varias escenas de primerísimo nivel (como esta con Maddy O’Reilly o esta otra de Jada Stevens), pero había una que todavía no habíamos conseguido y nos apetecía mucho compartir. Se trata del trío interracial en el que Kagney Linn Karter se deja tapar sendos orificios simultáneamente por Prince Yahshua y Rico Strong tras dos años sin practicar la doble penetración (desde aquella escena para Gangbanged #3). Sin duda, un indicio de que la texana ha vuelto con fuerza a lo más alto.

Asa Akira en una doble ración de polla

Dice Asa Akira: «tengo un agujero del culo que gana premios». Es una forma de modestia algo curiosa, pero no le falta razón: era una estrella antes de entregar el culo al mejor postor y en el momento adecuado (eclipsando, no lo olvidemos, a la por entonces más famosa Rachel Starr) pero fue desde ese estreno anal que su carrera se ha disparado y ya goza del estatus de leyenda en activo. Y lo que es mejor: sigue gozando de su agujero ganador en escenas como esta doble penetración para Asa Gets Wicked.

El primer anal de Alexis Crystal

Buenas noticias: Alexis Crystal —una verdadera preciosidad nacida en ese oasis inagotable de tías buenas que es la República Checa— ha perdido la virginidad (frente a la cámara, claro) en una escena publicada recientemente por Pierre Woodman. Malas noticias (o no): esta vez sí que no nos escapamos, y es el propio pornógrafo galo el que decide arremangarse y clavarle el badajo a tan adorable jovencita, que pese a sus miradas al vacío y no ser precisamente el mejor polvo de su vida hay momentos en los que pone mucho de su parte.

Bombeando a Zoey Monroe

Tiene cara de jovenzuela inocente, de no haber roto un plato en su vida y de, estando en la profesión en la que está, no enterarse mucho de qué va la película. Sin embargo Zoey Monroe es una loba con piel de corderito y viene trazando una trayectoria ascendente que mezcla talento y una total ausencia de remilgos: tras pasar por los platós de Kink o la cinta Screaming Assgasms que veremos hoy, donde se la ventila el duo formado por Ramón Nomar y Mick Blue, poco le queda ya por conseguir.