Anissa Kate con un chorrito de aceite

Pinjed

Por 8

Os la presenté hace algunas semanas como tremebundo instrumento de reconciliación, la mujer que debía hacer que españoles y franceses se diesen la mano tras tantos berrinches a cuenta de algo tan banal como el deporte. El caso es que las aguas parece que se han calmado, y no sé si la intervención de Anissa Kate tuvo algo que ver, pero prefiero no arriesgar e intentar preservar la paz publicando esta otra escena de la exuberante francesa. Aquí, esta vez sí, se deja lleva por el vaivén de Voodoo hasta que ella misma detiene la monta para cambiar de marcha y enchufarse el asunto donde todos queríais verlo: en su culo.

Comentarios